De armas, música y zombies

Hace cosa de un mes ví en el blog de Imperator un meme que parecía interesante. Paso a responderlo:

 

Estáis en un enorme centro comercial cuando se desencadena el Apocalipsis Zombie, y los no muertos os rodean por todas partes. Responded las siguiente preguntas:

 

1) Elegid un arma (y sólo una) para combatir a los zombies.

2) Elegid una canción que estará atronando por los altavoces del centro comercial mientras matáis zombies a derecha e izquierda.

3) Elegid una persona famosa que lucharía a vuestro lado.

 

Lo cierto es que, siendo tiquismiquis, ninguna de ellas es una pregunta, sino un imperativo, pero bueno:

 

1) El arma: es bien sabido que una forma de (re)matar a un zombie es destruir su cerebro, ya sea con una katana, una motosierra, una bala entre ceja y ceja o un par de collejas dadas con la suficiente fuerza y maestría (si llevas un ladrillo en la mano es todavía más efectivo). Ahora bien, servidor de ustedes no se siente confortable con la violencia, así que mi sistema consistiría en leerles fragmentos de La Teoría de la Evolución Condicionada de la Vida y/o La Ecuación del Amor, que vienen a causar el mismo efecto.

 

Lo primero que pensé sobre los parámetros de la ecuación del amor es que debería tener una constante “K” como la fórmula de la gravedad, de hecho, si existía la fórmula del amor debería ser algo parecida, pues en cierta forma, es una especie de energía, fuerza o atracción.”

[…]

“Como K2 seguirá siendo una constante la podemos llamar G. En cuanto a su valor y sus unidades, en principio ni idea, pero podemos suponer que tanto el valor como las unidades son las mismas que las de la constante universal de la ley de la gravedad porque seguro que existe alguna relación entre la gravedad y el amor.

 

2) La canción: si bien no tiene mucho que ver con zombies, es innegable que ningún Apocalipsis está completo sin una canción cañera y épica, por lo que elijo “Torres Gemelas” de Delfín Quishpe:

 

 

 

Esta canción tiene la ventaja de que, pese a no ser épica ni cañera, me ahorraría bastante trabajo, ya que haría que un considerable porcentaje de los zombies se arrancaran su propia cabeza (los que tuvieran buen gusto en vida, al menos). Por cierto, si tenéis mucho tiempo libre y queréis experimentar el mismo dolor y sufrimiento que sentirían los zombies, entrad en Youtube y leeros los comentarios del video.

 

3) El famoso: Chris Crocker, sin lugar a dudas:

 

 

 

Tiene la ventaja de que, al no ser el castellano su lengua materna, no experimentaría el mismo sufrimiento intelectual que los zombies, al no poder entender la canción ni los fragmentos de literatura científica (en un sentido muy amplio de la palabra “científica”). La pena es que, precisamente por eso, leer en castellano le costaría un poco, pero bueno, siempre puede colaborar en la batalla representando las ecuaciones bailando, con mímica, o algo. Además, tendría la oportunidad de ajustar cuentas con un montón de gente que critica a Britney Spears (por mera estadística, unos cuantos de los zombies que se cargaría aborrecerían en vida a Britney, puesto que al fin y al cabo eran humanos) y podría hacer cuentas con la sociedad que le critica.

 

Dejo a la sin duda fértil imaginación de los lectores deducir qué leches puede salir de esta mortífera combinación.

Anuncios

~ por thewalkingman en Viernes, 11 julio, 2008.

Una respuesta to “De armas, música y zombies”

  1. 1) El arma: Un disco de Bisbal que corta y envenena a la par.
    2) La canción: “Anyway You Want It” de Journey
    3) Famoso: Celia Blanco, por ningun motivo en especial xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s