Otoño

Escribo este post desde la sala de ordenadores de mi facultad. En realidad lo estoy escribiendo el día antes, porque supongo que mañana (refiriéndome al día que lo he colgado, es decir, hoy) no me dará tiempo a escribir todo lo que quería decir hoy (es decir, ayer).

Empecé el curso hace dos semanas. El panorama del primer semestre parece un poco desalentador, pero bueno, ya mejorará (o no, claro; aunque el año pasado mejoró).

Puedo decir que el horario de este primer semestre es el más raro que he tenido jamás. Baste decir que me permite levantarme los lunes y martes a eso de las diez y media (me siento culpable cuando acaban las clases a las dos y media de la tarde y todo el mundo parece machacado, salvo yo que estoy fresco cual lechuga u Ötzi) y me obliga a estar fuera de casa más de diez horas y a malcomer en la facultad los jueves y viernes (el karma actuando, y tal). Es la primera vez en bastante tiempo (desde que me marché del colegio, hace años) que tengo que ir a clase por la tarde, y lo cierto es que se echan de menos las horas de descanso de después de comer. Un día me quedaré dormido en un banco y acabaré diseccionado en la facultad de Medicina, como si lo viera.

 

Hace dos años, el techo de uno de los cuchitriles donde dábamos clase

 

(aquí fue cuando apagué ayer refiriéndome a ayer el ordenador y me fui a dormir: lo siguiente está escrito hoy refiriéndome a hoy)

 

se derrumbó y fuimos realojados por como buenamente se pudo. En mi caso, llegué a tener clase todos los días en tres facultades distintas, aunque tuve la suerte de que estuvieran relativamente cerca unas de otras (ni sé ni quiero tener ocasión de comprobar cómo se las arreglaron los que tenían que ir desde Estadística a en cinco minutos). Y, quién lo iba a decir, lo que hicimos en aquellos días (asambleas, recogidas de firmas o incluso huelga) sirvió para algo: al año siguiente se terminaron (más o menos) las eternas obras de los edificios supletorios (que podrían estar mejor, pero cumplen).

Los días que tengo que quedarme a comer, me siento en uno de los bancos en el parquecillo delante de los nuevos edificios, mirando a la Sierra de Madrid, que en mi mente es recuerdo de tiempos más sencillos. Y me gusta recordar aquella época en estos momentos de incertidumbre.

 

 

Donde no estoy seguro de que algunas de las personas que me rodean sean lo que parecen (lo cierto es que he aprendido más sobre la gente y las relaciones humanas en los últimos tres años que en toda mi vida, y me cuesta mucho comprender por qué la gente hace las cosas que hace).

Donde no sé qué va a pasar a partir de Enero (lo único que sé seguro es que en Junio me presentaré a una prueba bastante chunga, en medio de un mar de exámenes).

Dónde no sé dónde estaré el año que viene (y menos con la crisis de los cogliones), ni cómo o por qué llegaré allí donde vaya, siendo una de las posibles opciones la de irme lejos de aquí, durante bastante tiempo, y muy probablemente “obligado”. Otra posibilidad es quedarme y verme atraído hacia un puesto que no quiero ocupar (ni creo estar capacitado, aunque hay gente que, por todas las razones equivocadas, piensa que sí).

 

 

Como la entrada me ha quedado muy victimista-intimista-blandurria, voy a colgar algo más acorde con este blog.

 

 

 

 

 

Gracias a Engelfriede por su generosa aportación.

Anuncios

~ por thewalkingman en Viernes, 17 octubre, 2008.

2 comentarios to “Otoño”

  1. me gusto mucho el texto tanis ^^… mucho…jeje……de nada por la generosa aportacion xDDDDD

  2. y por lo de las relaciones humanas, no hace falta entender nada…la gente es complicada…todos somos complicados….la verdad esque yo tras muchos años todabia no las entiendo…

    PD: preparo con alegria tu regalo de cumple eh 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s