2008, apenas te conocimos

Año nuevo, vida nueva. 2008 ha terminado, y es justo rendirle un discreto pero sincero homenaje:

 

Este fue un año de probar cosas nuevas y tratar de alcanzar nuevas metas. Un buen ejemplo lo tenemos en el joven que decidió que acudir a su graduación disfrazado de pene era una buena idea. El resultado:

 

 

En el mundo de los famosos y el papel cuché, Paris Hilton explicó la razón por la que se considera capacitada para cuidar a un niño: porque, al fin y al cabo, puede cuidar de su perro.

 

 

(He tenido que bucear bastante para encontrar esto. Sirva pues como ejemplo de mi dedicación a la causa).

 

En el campo de las artes y las letras, se publicaron grandes joyas de la literatura conteporanea, como “Hip-Hop para perros” (con su página webo “El Kamasutra de los no-muertos” al tiempo que mucho se dijo sobre Rodolfo Chikilicuatre, con una acogida diversa:

 

 

También gozó de una continuación en papel.

 

 

 

En el campo de la judicatura, fue también un gran año, pues una mujer denunció a L’Oreal después de que un tinte para el pelo cambiara el color de sus cabellos y le generara una depresión, se inició una campaña para que el vocablo “lesbianas” se usara sólo para referirse a las habitantes de Lesbos y una mujer se libró de una multa cuando explicó que dejó el motor de su coche encendido para que sus serpientes no pasasen frío. La nota macabra la pusieron dos adolescentes que usaron un craneo humano para fumar marihuana. Me pregunto si luego comentaron que “estaba de muerte” (risas enlatadas).

 

El segundo gran acontecimiento del año (siendo el primero el intento de zapatazo a Bush) fueron, sin duda, las elecciones en los EE.UU., donde gracias a su política y el juego que dan los que la hacen posible disfrutamos de cosas como la obra en la que Jesús (encarnado por Jack Black) explicaba un par de cosas sobre la Biblia, la peli porno grabada por una doble de Sarah Palin y el episodio de South Park que explica LA VERDAD tras las elecciones americanas.

 

 

 

 

2008 fue también un año de tradiciones, y el ciclo de la vida hizo que antiguos rituales volvieran a tener lugar. Es por ello que se otorgaron varios Premios Darwin, para gente como el cura que se alejó volando y desapareció tras atarse a muchos globos de helio, el tipo que decidió que el mejor momento para trastear con electricidad era durante un aguacero, el hombre que se inyectó semillas creyendo que eran opio y el caballero que enchufó los piercings de su pecho a un contestador automático. También se otorgaron los Premios Ignobel, con dignos candidatos como Dan Ariely, que explicó que los placebos caros funcionan mejor que los baratos, el equipo de Toshiyuki Nakagaki, Hiroyasu Yamada, Ryo Kobayashi, Atsushi Tero y Akio Ishiguro, que demostró que el moho puede resolver puzzles, y muy especialmente el Premio Ignobel de la Paz, para el noble pueblo suizo y su Comité de Ética, por considerar que las plantas tienen dignidad.

 

 

Ha sido pues un año muy satisfactorio desde el punto de vista de este bloj, y no puedo sino rogar al Flying Spaguetti Monster para que el 2009 lo alcance o (babeando de placer) lo supere.

Anuncios

~ por thewalkingman en Domingo, 4 enero, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s