Todo está iluminado

Ando liado con los exámenes y (como casi todos los años desde que empecé la universidad) haciendo un trabajo sobre uno de mis libros-totem: “Todo está iluminado”.

 

 

El autor, Jonathan Safran Foer, se fue a Ucrania a intentar encontrar el pueblo donde su abuelo vivía, hasta que se marchó a Estados Unidos huyendo de los nazis. Nunca encontró el pueblo, pero, en el viaje de vuelta, empezó a escribir una novela que respondía a una pregunta: ¿Y si lo hubiera encontrado?

 

Jonathan (como personaje del libro) emprende un viaje por Ucrania para encontrar Trachimbrod, el pueblo donde su abuelo vivía, y a Augustine, la mujer que le ayudó a huir de los nazis. Para ello cuenta con la ayuda de Álex (un chico de su edad obsesionado con la cultura estadounidense que ejerce de traductor pese a que habla un inglés muy peculiar), el abuelo de Álex (que cree que es ciego, y ejerce de chófer) y Sammy Davis Junior Junior, la perra loca que hace de lazarillo del abuelo. Comienza así un extraño viaje por el interior de Ucrania. A lo largo del libro se van intercalando cartas escritas por Jonathan y Álex mucho después de haber acabado el viaje, y fragmentos de la novela que Jonathan empieza a escribir, inventando la historia de su familia.

 

Los saltos temporales, la atmósfera irreal, el stream of consciousness, los juegos con el lenguaje y la tipografía, y muchas cosas más, es lo que lo hacen, en general, un libro extraño, y quizá por eso me gusta.

 

 

En 2005 se produjo una película basada en el libro, con algunos cortes y modificaciones (aunque se trata de cosas que habría sido muy difícil incluir de forma coherente). Jonathan es interpretado por Elijah Wood, que le da una imagen diferente a la que uno se hace leyendo el libro: le da el aspecto de un contable con un ligero trastorno obsesivo-compulsivo (y no creo que llegue a parpadear más de dos o tres veces).

Dato anecdótico: pese a que no tiene el estilo de una peli comercial, tuvo bastante éxito por ser una de las primeras películas en la que Elijah Wood aparecía tras la trilogía de El Señor de los Anillos.

Otro dato anecdótico: Jonathan Safran Foer realiza un cameo en la película… como el hombre que limpia con un tubo de aire las hojas muertas de un cementerio.

Tercer dato anecdótico: la canción How It Ends, de Devochtka, se popularizó (dentro de lo que cabe) tras aparecer en el trailer (no se oye en toda la película).

 

 

How It Ends – DeVotchka

 

 

 

 

Aunque el libro es bastante mejor, la película también merece la pena. Dadle una oportunidad.

 

EDIT: anda, si está colgada en Google Videos:

 

 

 

On an unrelated note, ya conozco la fecha en la que empezará un importante cambio en mi vida: el fin de semana del 28 y 29 de Marzo.

Anuncios

~ por thewalkingman en Domingo, 8 febrero, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s