La batalla de la isla de Ramree

Hoy, 19 de Febrero de 2009, se cumple el 64º aniversario de, en teoría, uno de los hechos más… vamos a decir extraños (aunque “horripilantes” también encajaría como descripción)  de la Segunda Guerra Mundial: la batalla de la isla de Ramree.

Me ahorro todo el tema de fechas, motivos, tácticas, y tal, que eso lo cuentan muy bien aquí. Paso a la parte que llama más la atención.

El 19 de Febrero de 1945, unos novecientos hombres del ejército japonés tuvieron que atravesar 16 kilómetros de manglares en el sur de Ramree, en Birmania, para reunirse con un batallón más grande. Mientras atravesaban la zona, el ejército inglés rodeó el lugar, y empezaron a disparar contra todos los que intentaron huir. Pronto, los japoneses se vieron atrapados en una ciénaga llena de escorpiones, mosquitos portadores de malaria, moscas, y sin agua ni alimentos.

 

¿Suena mal, verdad?

 

Pero eso no es lo peor de todo.

 

No, no.

 

 

Esto es un cocodrilo de agua salada:

 

 

 

El cocodrilo de agua salada mide unos cinco metros (aunque puede llegar a medir cerca de ocho), se alimenta de todo tipo de animales (y humanos), puede aplastar el cráneo de un búfalo con las mandíbulas, y en palabras de Bill Bryson, “es el único animal a quien incluso los australianos temen”. 

 

Un animalillo que da cierto respeto, vamos.

 

 

  

Se puede encontrar en muchos lugares del sureste asiático, como, por ejemplo, la ciénaga donde estaban atrapados los japoneses.

 

El naturalista Bruce Wright nos dejó esta descripción de lo que pasó en Ramree, que patateramente traduzco de la Wikipedia:

 

“Esa noche fue la más horrible que hayamos vivido cualquiera de los que estábamos en la lancha motora. Los disparos de rifle en la oscuridad de la ciénaga, los gritos de hombres heridos destrozados por las mandíbulas de los enormes reptiles, y el ruido que los propios cocodrilos hacían creaba una cacofonía infernal que pocas veces se ha visto en este mundo. Al amanecer llegaron los buitres para limpiar los restos que habían dejado los cocodrilos… De unos mil soldados japoneses que entraron en las ciénagas de Ramree, sólo 20 fueron encontrados vivos.”

 

El libro Guinness de los Records lo cita como “El Mayor Desastre Producido por Animales”. Y aunque posteriores investigaciones han dado entender que muchos de los soldados pudieron morir de enfermedades varias, ahogados o atacados por los tiburones (gran consuelo para ellos, vive Dios), no deja de ser una historia curiosa.

 

Y horrible.

Anuncios

~ por thewalkingman en Jueves, 19 febrero, 2009.

Una respuesta to “La batalla de la isla de Ramree”

  1. O sin duda una de las mayores masacres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s